Viernes, 07 Marzo 2014 15:10

Educación para la igualdad

Análisis del estado de situación de la Educación Dominicana 2013 desde una perspectiva de género.

Ni la paridad ni la inversión garantizan la igualdad de género en el sistema educativo dominicano. La educación es más que el cumplimiento del mandato de la ley de Educación 66- 97, de consignar en el Presupuesto General de Ingresos y Gastos Públicos del Estado (en el 2013) los recursos del 4% del Producto Interno Bruto (18.8% del total presupuestado) para la educación, más que el desarrollo del Plan Nacional de Alfabetización y más que la revisión y actualización curricular.

El Estado dominicano debe garantizar el cumplimiento del Artículo 63 de la Constitución Dominicana relativo "al derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades". De igual manera, debe cumplir con los compromisos internacionales asumidos en materia educativa en la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la Convención para la Eliminación de Todas Formas de Discriminación contra la Mujer -CEDAW- Artículo 101, y la Plataforma de la IV Conferencia de la Mujer, como garantía para el desarrollo democrático, de la sociedad dominicana, respetuosa de los derechos humanos, del medio ambiente, que erradique las causas de la pobreza, y que sea solidaria, justa, y en la que hombres y mujeres vivan en libertad y felicidad.

De igual manera, el Estado ha aprobado la Estrategia Nacional de Desarrollo (END 2010- 2030) que establece la integración del enfoque de género como eje transversal en toda política pública. En su segundo eje esta ley refiere a la calidad del sistema educativo, a propiciar el desarrollo humano y a un ejercicio progresivo de ciudadanía responsable en el marco de valores y principios éticos consistentes con el desarrollo sostenible y la equidad de género, así como a la universalización de la educación, en todos los niveles incluyendo niñas y niños sin documentación. Sin embargo, la realidad es que los procesos de ejecución de los mandatos de la END evidencian contradicciones entre las referidas consideraciones y su concreción al hacerlo efectivo.

El Centro de Estudio de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEGINTEC), comprometido con los cambios en la situación de las mujeres dominicanas, en ocasión de este 8 de marzo, 2014, -Día Internacional de la Mujer-, presenta este documento "Educación para la Igualdad, estado de situación de la educación dominicana 2013, desde una perspectiva de género" para profundizar el análisis de nuestra realidad en ese sector con una visión prospectiva de la función de la educación en el cambio de las relaciones de género, y su expresión en términos políticos, ideológicos, culturales y socio-económicos. Es un aporte al análisis sobre lo que corresponde desde la educación para que las mujeres y los hombres puedan ser y hacerse protagonistas del conocimiento, de las estrategias cognitivas, las capacidades y actitudes sociales e intelectuales, hasta comprender la realidad desde las desigualdades en que vivimos.

Con esta entrega el CEG-INTEC desea contribuir a la necesaria valoración de la inclusión del enfoque de género en las políticas educativas en el país, considerando su papel en el desarrollo de una educación inclusiva como práctica de la libertad2. Esto significa identificar, para ser superados, los entramados pedagógicos, culturales, sociales, económicos e ideológicos que subyacen en el currículo y en el seno de las instituciones educativas, a los fines de impulsar una educación incluyente, equitativa, sin discriminaciones o estereotipos basados en el género. Asimismo, es una oportunidad para reconocer y orientar la interconexión de la política pública educativa con otras políticas públicas como salud, trabajo, seguridad social, economía y cultura. Entendemos que es tiempo de eliminar prejuicios basados en interpretaciones construidas desde las ciencias o las religiones sobre el rol social que históricamente se les ha asignado a las mujeres, y que se han visto reflejados en los sistemas educativos.

Es tiempo de trabajar para que la educación sea sostén del propósito de la igualdad, no solo en acceso a las aulas, sino en los resultados de la participación para el desarrollo y en la creación de condiciones para que niñas y niños busquen y logren ser activos en los procesos de participación social económica y política del país.

DESCARGUE AQUI
Read 1939 times
Login to post comments