SANTO DOMINGO. La poca cantidad de estudiantes que se interesan por carreras de las ciencias duras, está dejando al sistema educativo dominicano sin personal capacitado para enseñar materias como las matemáticas, física y química, y más aún, deja al país “cojo” para el desarrollo de las tecnologías.

El problema lo plantea la ministra de Educación, Josefina Pimentel, y lo señala como uno de los factores principales por los que la calidad de la educación dominicana queda en los últimos lugares en las mediciones internacionales.

“En materia de ciencias y matemáticas habrá que hacer esfuerzos adicionales, porque, cada vez más, nos estamos quedando con menos maestros y personal capacitado para el manejo de estas disciplinas”, advierte Pimentel, invitada especial del espacio Diálogo Libre, que produce Diario Libre, bajo la conducción de su director, Adriano Miguel Tejada.

La ministra evalúa la posibilidad de llevar a las escuelas profesionales formados en otras áreas (como la medicina o la ingeniería), que mediante un proceso de habilitación pedagógica, puedan enseñar dichas materias, hasta tanto, se renueve el personal docente actual, que define como diezmado.

Los esfuerzos por mejorar la calidad de la educación se encaminan además a capacitar a los maestros en el dominio de los contenidos, y de paso, aumentar los procesos de aprendizaje.

“Hemos estado viendo que la educación ha ido mermando su calidad, que los enfoques son muy teóricos y que los maestros no desarrollan las competencias prácticas que requiere el trabajo en el aula. Es una educación más centrada en el carácter sicopedagógico y fundamentación de la educación, pero no en el manejo de destrezas, técnicas, métodos y estrategias que requieren los aprendizajes. Entonces, ese es un aspecto fundamental que hay que mejorar” dice.

Entre las medidas a tomar, Pimentel menciona la necesidad de replantearse las políticas de formación inicial, selección por perfil de las personas que entran a las universidades para estudiar magisterio, y la disponibilidad de becas para quienes se interesen.

Otra política que refiere es la extensión del tiempo de la docencia, para lo que pide la colaboración, tanto de los directores de los centros educativos como del propio gremio de maestros. Entiende que si los estudiantes quedan mal parados en las Pruebas Nacionales es porque el contenido del currículum no se desarrolla en su totalidad o se trata de manera superficial. Y la causa de esa “mutilación” del tiempo, lo atribuye a poca disponibilidad de espacios, pues un mismo plantel puede dar hasta tres tandas; y a la pérdida de horas por razones circunstanciales.

Los grandes retos

Para Josefina Pimentel el gran reto que tiene que enfrentar el sector educativo nacional lo define la palabra eficiencia. En primer lugar, eficiencia interna, para poder aprovechar y hacer más rentable el trabajo pedagógico. Luego eficiencia en la gestión, tanto administrativa como financiera, para lograr que los más de 10, 000 colaboradores docentes con que cuenta el sistema estén al servicio de las mejoras de los aprendizajes y de las escuelas; y que los más de RD$600 millones que se transfieren a las juntas educativas, se utilicen de manera correcta.

“Y finalmente, pues, convertir al maestro en un profesional autónomo, aquel que en su trabajo en el aula, se maneja con calidad y sentido de pertinencia”, concluye Pimentel.

Published in NACIONALES