Viernes, 23 Noviembre 2012 16:43

Despenalizar el aborto

Written by  Orlando Gómez Torres
Rate this item
(0 votes)

Reforzar la penalización del aborto a modo de castigar lo que se entiende como una tragedia, solo sirve para tapar las tragedias mayores que su prohibición ha creado. La prisión por practicar el aborto ha sido ley en República Dominicana por décadas, sin embargo esto no ha impedido que este se venga realizando a razón de lo que muchos estiman en docenas de miles cada año. La torpeza cometida en el conocimiento de lo que hoy tristemente es nuestra Constitución es ciertamente un obstáculo relevante para su despenalización, pero no me parece que este sea irremontable. En nombre de la supuesta moral el mundo se ha llenado de injusticias.El empeño de algunos en imponer su percepción de “moralidad” a otros que simplemente no la comparten, solo ha sido útil para crear figuras como la prohibición

 total del aborto, algo que en la República Dominicana no ha servido para detener la práctica del mismo, sino que solo le ha forzado a la clandestinidad poniendo en peligro la vida de miles de mujeres y las carreras de docenas de doctores.

Esperar que reforzando las penas contra esta práctica el resultado sea distinto, simplemente no es realista. En el mejor de los casos, los doctores cobraran más caro por hacerlo y esto quizás lleve a que algunas mujeres decidan tener sus hijos, sin embargo, en el peor y más probable de los casos, estas opten por medios más peligrosos de practicarlo. En uno u otro caso el costo social será notoriamente mayor que los beneficios.

Cuando se trata de evaluar el tema del aborto, hacerlo únicamente desde la pespectiva del tema mujer/feto es un error. La República Dominicana cuenta con la cuestionable distinción de tener una de las mayores tasas de embarazos de adolescentes, violencia contra la mujer, delincuencia y pobreza. No obstante eso, el país se da el lujo pendejo de no tener educación sexual efectiva en las escuelas y adicionalmente prohibir el aborto. El Estado dominicano efectivamente no lava ni presta la batea.

La pobre educación sexual y el limitado acceso a anticonceptivos para las adolescentes son factores importantes que inciden en el embarazo a esa edad. Con la via del aborto legalmente cerrada, hay dos alternativas para una adolescente: el aborto clandestino o tener el bebé.

Tener el bebé la arroja directamente dentro del grupo de mujeres más expuestas a la violencia de género, las madres jóvenes. La dependencia económica suele ser considerada una de las razones más importantes en la falta de denuncias contra parejas violentas, en el caso de las madres jóvenes esa dependencia surge por una educación accidentada o directamente terminada a razón del embarazo. Los bebés nacidos fuera de un plan y en medio de la adolescencia de la madre, se ven por lo general expuestos a un ambiente violento en el hogar y en un entorno social inadecuado para su desarrollo, criándose en muchos casos para ser unos delincuentes.

Podemos taparnos los ojos con banderas moralistas todo lo que queramos, pero lo que hoy cosechamos es producto de lo que por décadas venimos sembrando y que si no cambia solo seguirá pasando. No espero que de golpe y porrazo se acepte el aborto generalizado, eso tampoco sería realista, pero si espero que algún día en este país se entienda que más que un derecho de la madre el aborto es una necesidad social en un Estado, que como ningun otro en el mundo, puede proveer techo para todos los niños que nazcan de embarazados no deseados, asistencia directa para las madres, protección efectiva frente a la violencia de género, reducir a corto plazo los niveles de pobreza, hacer frente de forma adecuada al vertiginoso crecimiento de la delincuencia y que demanda cada día más de más gente educada y productiva pero que les ve desperdiciadas en las tragedias que su propia prohibición al aborto ha creado.

Escrito por: Orlando Gómez Torres (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. )

Read 4242 times Last modified on Sábado, 24 Agosto 2013 01:03
More in this category: Feministas y Código Penal »
Login to post comments