Lunes, 27 Octubre 2014 22:37

Clubes de Matemáticas, Ciencia, Ingeniería y Tecnología para superar la Brecha Digital De Género

La escuela dominicana, en sentido general continúa reproduciendo prejuicios y estereotipos que no solo afectan la construcción de relaciones de igualdad entre los niños y las niñas sino que incluso afectan el desempeño escolar y más aún la orientación vocacional. Así en muchas/os docentes de Educación Primaria, persiste el pre-juicio de que las mujeres no son buenas en matemáticas o que no están aptas para campos científicos “duros” como la física o la informática, a pesar de no contar con ninguna evidencia empírica para sostener estas afirmaciones.

 

La experiencia piloto implementada por el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) desde el año escolar 2010-2011 tuvo como uno de sus objetivos evidenciar cómo estereotipos socialmente construidos y reproducidos por el sistema educativo han limitado la integración de las niñas en carreras de punta, como son las nuevas carreras de Tecnología de la Información y la Comunicación, contribuyendo así a la a la creación de una brecha digital de género en la Republica Dominicana, un obstáculo más en largo camino hacia la igualdad y equidad entre los géneros.

LA IGUALDAD EN LA EDUCACIÓN BÁSICA DOMINICANA

El diagnóstico: “La equidad de género en la educación básica”, elaborado por el CIPAF en el año 2009, evidenció la permanencia en el profesorado de ideas, actitudes y prácticas que atentan contra el empoderamiento de niñas y jóvenes. En una encuesta aplicada a cerca de 150 docentes de escuelas públicas, al preguntárseles sobre el desempeño de las y los estudiantes en las distintas asignaturas de educación básica, el 80% consideró que los niños son mejores en matemáticas que las niñas y que la asignatura donde éstas más se destacan es lengua española.(Cuadro 1)

Esta apreciación mayoritaria por parte del personal docente, no resistió sin embargo la realidad objetiva de las evaluaciones: En 10 años de Pruebas Nacionales (2000-2010), tanto en 4to grado de Básica, como en 4to.de Educación Media, las niñas han tenido un desempeño igual y en algunos años mejor que los niños en matemáticas, por supuesto dentro de la precariedad general del desempeño en estas asignaturas (Cuadros 2 y 3).

Estos resultados parecen avalar las hipótesis manejadas en estudios internacionales, sobre el peso de los estereotipos de género y las percepciones que tantos maestros, maestras e incluso desde el hogar se tiene de los campos de conocimiento «propios» de hombres y de mujeres. Lo que se ha estado investigando y comprobando es que estos estereotipos influyen en la disminución del interés de las niñas en matemática a medida que avanzan en el nivel educativo.

UN IMPACTO SESGADO EN LA ORIENTACIÓN VOCACIONAL

Más grave que la permanencia de estas ideas prejuiciadas y discriminatorias son los efectos de estas, que van más allá del aula de Básica y de Media, marcando la vida profesional y laboral de las mujeres al condicionar su elección de carreras técnicas y profesionales. Así vemos como a pesar de que las mujeres constituyen en la actualidad, según datos del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, el 64 % de los estudiantes universitarios, apenas constituyen el 11 % de los estudiantes en las áreas de ciencia, ingenierías y tecnologías.

Un muy reciente estudio (2011) sobre brecha digital de género realizado por CIPAF, permite, como ejemplo, apreciar la grave sub representación femenina en las ingenierías, así como la altísima concentración de las alumnas de los politécnicos en carreras consideradas “propias de mujeres “ como enfermería o turismo (Cuadros 4 y 5).

Si bien la modalidad técnico-profesional está feminizada ya que dos tercios de la matrícula es femenina, las mujeres se concentran en el sector de servicios, con una baja participación en los sectores industrial y agropecuario.

 

Dentro del sector servicios, todas las áreas de conocimiento (12) están feminizadas, siendo las de mayor concentración: enfermería, hotelería y gastronomía con más del 80% de los matriculados mujeres y la de menor feminización es la informática, en la cual la proporción de mujeres matriculadas baja al 54%.

En la rama industrial, por el contrario la mayor parte de las carreras vocacionales son del predomino masculino, con la excepción de artes gráficas y corte y confección industrial.

En la mecatrónica, electrónica en comunicaciones, electrónica digital y micro computación, no pasan de ser un tercio de los matriculados y en otras áreas tecnológicas como la mecánica automotriz e industrial, eléctrica y relacionada, disminuye considerablemente la presencia de mujeres jóvenes.

LOS CLUBES DE MATEMÁTICAS, CIENCIA Y TECNOLOGÍA PARA NIÑAS Y JÓVENES: UNA EXPERIENCIA PIONERA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

Partiendo de la evidencia, científicamente comprobada, de que en República Dominicana las mujeres constituyen un porcentaje muy bajo de la población matriculada en profesiones y carreras técnicas, en especial las relacionadas con las nuevas tecnologías de información y comunicación y con el cambio de paradigma que de ellas se deriva, se diseñó una experiencia de carácter demostrativo que a lo largo de cuatro años (4) de implementación ha mostrado su eficacia en superar los obstáculos creado por la discriminación basada en el género presente en la enseñanza actual de las matemáticas, la ciencia y la tecnología en la educación básica y media del sistema escolar dominicano.

Read 1668 times
Login to post comments