La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) lanzó una campaña sobre igualdad de género a través de sus cuentas en Facebook, Twitter, Google+ y YouTube con el hashtag #exigeigualdad.

La campaña, que comenzó el 18 de agosto, incluye tres videos que llaman a hombres y mujeres a exigir igualdad en el uso del tiempo, en el trabajo y en el empleo de los recursos tecnológicos, y dos infografías que tratan distintos aspectos sobre la situación de las mujeres en la región.

En el primer video, insta a exigir igualdad en el uso del tiempo, ya que a las preguntas de ¿Quién sale de trabajar y sigue trabajando? ¿Quién dedica más tiempo al cuidado de niños y ancianos? ¿Quién disfruta más del tiempo libre?, las imágenes muestran que la mujer está en desventaja respecto al hombre, y por ello plantea: ?Exige igualdad. Esa es la única respuesta?. 

Los videos fueron producidos por la División de Asuntos de Género de la CEPAL con apoyo de la Cooperación Española y se pueden ver en los siguientes enlaces:

Exige igualdad en el uso del tiempo

Exige igualdad en el trabajo

Exige igualdad en el uso de los recursos tecnológicos

Las dos infografias una sobre la particiapcion politica de las mujeres y la otra spbre el desemplero femenino puede ser descargadas aqui:

pdf

Published in INTERNACIONALES

El desempleo en América Latina ha caído en más de 3 puntos porcentuales en la última década, alcanzando un 6,7% en 2012, siendo el desempleo de las mujeres de 7,8% y el de los hombres de 5,9%. Si bien la brecha en el desempleo ha disminuido en casi 1 punto porcentual entre 2000 y 2012, todavía cinco de cada diez mujeres estén fuera del mercado laboral.

Published in MUJER Y TRABAJO

En Honduras y El Salvador, destacamos esfuerzos para enfrentar retos electorales mediante una serie de seminarios para capacitar a candidatas. 

“Las mujeres somos la mayoría de la población. Plantear una realidad donde la mayoría de la población está excluida de los espacios de toma de decisiones es una situación que dista mucho de la implementación de un modelo democrático”, dice Silvia Ayala, Secretaria Nacional de la Mujer del Partido Libertad y Refundación de Honduras.

Silvia fue una de las 30 participantes del seminario sobre construcción de recursos para la democracia, las elecciones y la gobernabilidad, BRIDGE por sus siglas en inglés (Building Resources in Democracy, Governance and Elections), organizado por ONU Mujeres y el PNUD recientemente en Honduras. 

Los seminarios BRIDGE tienen como objetivo sensibilizar y capacitar a tomadoras y tomadores de decisiones en cuestiones relacionadas con la transversalización de género a lo largo de todo el ciclo de los procesos electorales. El seminario busca estimular el pensamiento de las y los participantes en torno a los retos que limitan la plena participación de las mujeres en los diferentes aspectos de la vida política. 

Actualmente el Tribunal Supremo de Honduras reconoce como resultado de las elecciones legislativas de noviembre de 2013, 33 representantes mujeres de un total de 128 en el Congreso Nacional del país. Esto refleja un incremento al 25 por ciento en la representación femenina, comparado con el 19.5 en 2009, según la Unión Interparlamentaria.

Raquel Blanco, Women Secretariat of the UD Party; Darmy Estrada, candidate for Congress by Partido Anticorrupción and Karla Padilla, candidate for Congress by Alianza Patriótica participate in a group exercise on Institutionalization of gender in electoral bodies during the Bridge seminar in Honduras.  Photo: UN Women Honduras
Raquel Blanco, Secretaria de la Mujer del Partido UD; Darmy Estrada, candidata a diputada del Partido Anticorrupción and Karla Padilla, candidata a diputada de Alianza Patriótica participan de un ejercicio grupal sobre la Institucionalización de la perspectiva de género en organismos electorales durante el seminario Bridge en Honduras. Foto: ONU Mujeres Honduras

Busca construir capacidades, desarrollar habilidades a través del análisis de problemas reales y crear soluciones prácticas con perspectiva de género que ayuden a lograr un cambio de enfoque sobre los sistemas electorales, las cuotas, el reclutamiento de candidatas y el financiamiento para las campañas.

“Se nos dieron herramientas eminentemente técnicas que nos permiten elaborar una estrategia electoral, optimizar los recursos que tenemos a nuestro alcance, administrar los conocimientos necesarios para asumir con mayor responsabilidad estas candidaturas, así como los cargos de dirección que algunas tenemos al interior de nuestros partidos”, asegura Silvia.

Entre las participantes del seminario en Honduras, había mujeres militantes, coordinadoras de unidades de género candidatas de los partidos políticos nacionales de Honduras, y representantes del Tribunal Supremo Electoral y del Instituto Nacional de la Mujer (INAM).

“De nada sirve ir en la planilla, salir electa y a la hora de la hora bajar la cabeza ante una autoridad del partido o una autoridad del gobierno,” aseguró Selma Estrada, participante del seminario de parte de la Secretaría de la Mujer del Partido Liberal de Honduras. “Tomando en cuenta la historia y la tradición de nuestros países latinoamericanos, es importante incluir e involucrar a los hombres en el tratamiento de temas de género”. 

Las representantes de varios partidos coincidieron en señalar que a pesar de que las participantes del seminario eran de diferentes fuerzas políticas y tenían distintos niveles de preparación académica y experiencia, el enfoque BRIDGE les brindó la posibilidad y el espacio para identificar obstáculos y limitaciones comunes para la participación política de las mujeres, así como para encontrar elementos de coincidencia que permitan estructurar e implementar una agenda mínima de género.

“No hay un sistema electoral perfecto, cada país debe encontrar un equilibrio entre intereses diversos ante contextos muy heterogéneos. Lo que sí sabemos es que algunos sistemas electorales no benefician la participación paritaria de las mujeres,” dice Irune Aguirrezabal, Asesora de ONU Mujeres sobre Partición Política para las Américas y el Caribe. 

“Los seminarios BRIDGE son herramientas muy útiles para reforzar la capacitación de las y los representantes de los partidos políticos así como de funcionarios/as y magistrados/as de tribunales electorales. Si conseguimos que quienes participan en el seminario entiendan qué mecanismos deben vigilar y corregir para lograr resultados concretos que posibiliten la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, estaremos logrando nuestro objetivo”, agrega Irune.

El seminario BRIDGE también fue ofrecido en el país vecino de El Salvador, donde la representación femenina en la Cámara baja alcanzó 26.2 por ciento en 2012. A principios de 2013 se aprobó la Ley de Partidos Políticos, que establece por primera vez un porcentaje mínimo de 30 por ciento de candidaturas de mujeres en las listas que se presenten ante las elecciones de la Asamblea Legislativa y en los consejos municipales. No así en las elecciones presidenciales de 2014. Todo ello suponía una oportunidad excepcional para potenciar e impulsar que las mujeres puedan ser parte integral de la vida política e institucional del país.

Silvia Cartagena, Magistrada del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador -primera mujer electa en 2004 y reelecta en 2009 para dicho cargo- asegura que en El Salvador “vemos con suma importancia la necesidad de regular y facilitar mecanismos que aseguren una mayor participación de mujeres en puestos claves de los tres poderes del Estado. Es necesario que se creen condiciones no solamente para lograr candidaturas, sino también para asegurar que las mujeres puedan tener espacios para desarrollar a cabalidad sus funciones”.

En El Salvador la participación de las mujeres en diferentes espacios logrados a través del voto directo se ha incrementado, sin embargo presenta aún importantes retos, incluyendo contar con un sostenido número de candidatas mujeres. 

“El seminario BRIDGE nos proporcionó insumos y herramientas importantes para adelantar en la planificación del plan general de elecciones legislativas en 2014 y municipales de 2015 en aspectos fundamentales como el presupuesto, la planificación general del evento electoral, así como la generación de condiciones para exigir a los partidos políticos garantizar la aplicación del 30 por ciento de cuotas femeninas, tanto en la inscripción como en las próximas elecciones”, asegura la Magistrada Cartagena, agregando que es “importante ayudar a que otras mujeres se animen a competir y participar en los procesos electorales como votantes y como candidatas”.

- Fuente: www.unwomen.org
Published in FEMINISMO

Era de esperar, pero no por eso es menos sonrojante. España ha retrocedido 14 puestos en el índice global de igualdad de género delForo Económico Muncial. Cae del puesto 12 al 26. El batacazo que se debe, sobre todo, al descenso de la representación femenina en los puestos de toma de decisión política. Que haya cuatro ministras de 13 carteras en el Gobierno de Mariano Rajoy, y que las mujeres no superen el 30% de los altos cargos ha terminado por notarse no solo en las fotografías y en las políticas. También en informes internacionales como el Índice Global sobre Desigualdad de Género 2012, que evalúa a 135 países en función de su capacidad para cerrar la brecha de género en cuatro áreas fundamentales: acceso a atención médica, educación, igualdad económica y participación política. El análisis sitúa a Islandia, Finlandia y Noruega, como ya es tradición, en los primeros puestos del ranquin. Chad, Pakistán y Yemen son los últimos.

El andamiaje creado en España con leyes como la de Igualdad (de 2007), que planteaba medidas para que hubiese más corresponsabilidad en las tareas de cuidado —como la ampliación del permiso de paternidad—, y para dotar a las mujeres de mayor poder económico y político —paridad electoral— se está resquebrajando. España siempre ha ocupado posiciones más bien modestas en lo que el Índice llama participación económica y oportunidades, una variable que mide desde la brecha salarial al porcentaje de mujeres en puestos directivos o técnicos en las empresas. Pero ahora, lejos de escalar posiciones —pasó del puesto 78 en 2010 al 74 en 2011 y ahora vuelta al 75—, pierde terreno: la ampliación del permiso de paternidad se ha aplazado sine die, las empresas apenas hacen caso de sus códigos de autorregulación para favorecer la presencia femenina en sus cúpulas —son un 11,5% en los consejos de administración y un 22% de los puestos directivos—, y los hombres siguen ganando más por un trabajo de igual valor (un 22% según el INE).

Y sin medidas para atajar estos problemas y para lograr una distribución más equitativa del trabajo doméstico y del cuidado de los hijos, la participación laboral femenina difícilmente crecerá. Y la brecha no solo se mantendrá, sino que aumentará. Así lo recuerda el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) que, frente al ejemplo positivo de los países nórdicos en este campo menciona lugares como Japón, Alemania o España, donde la escasez de políticas de apoyo no solo está dificultando que se reduzca la brecha de género, sino que ha provocado una caída del índice de natalidad sin perspectivas de mejora.

Una radiografía bochornosa que el Gobierno prefiere no comentar. Un portavoz de la Secretaría de Estado de Igualdad expone que se está estudiando qué indicadores se han empleado para ese descenso tan brusco. Pero lo medido por el WEF es lo mismo desde hace siete años, cuando se empezó a hacer el informe. Cierto es que el análisis no mide variables importantes, como la de los usos del tiempo o violencia de género —lo que sitúa a lugares como Filipinas o Nicaragua entre los 10 primeros, debido sobre todo a la presencia femenina en los puestos de liderazgo—, pero en cambio cubre a un porcentaje altísimo de la población mundial —un 93%—.

Carmen Quintanilla, diputada del Partido Popular y presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, reconoce que aún queda mucho para lograr una representación igualitaria de las mujeres en los puestos de toma de decisión. “Pero no hay que olvidar que España ha hecho un gran esfuerzo. la participación de las mujeres en el parlamento está en un 36%, y hay parlamentos económicos en los que superan el 50%”, dice Quintanilla, que comparte el discurso del Gobierno de Rajoy en contra de las cuotas y la discriminación positiva. Habla, en lugar de eso, de “meritocracia” y “conciliación”. “La clave es hacer lo posible para conseguir una mayor flexibilidad en las formas de trabajo y que las organizaciones funcionen más orientadas hacia los resultados”, dice.

España aprueba en las variables relacionadas con la Sanidad y la Educación (en ambas en el puesto 34). Factores en los que, según el WEF, han mejorado la mayoría de los países. A Laura Nuño, directora de la cátedra de Género de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, le preocupa, sin embargo, que en este país no tarden en empeorar. “La crisis y los recortes sociales están perjudicando especialmente a las mujeres. Con las reforma del Gobierno, elementos como la sanidad y la educación van a estar sometidas también a criterios económicos y eso va a provocar que España siga perdiendo puestos en materia de igualdad”, incide.

DESCARGABLE Informe del Fondo Económico Mundial (en inglés)

Fuente: elpais.es

Published in INTERNACIONALES

Programa Proimujer. INEFOP

¿Vida con proyectos o vida condicionada?. Montevideo, Proimujer; Cooperazione Italiana; PNUD. Proyecto Desarrolla, 2010. 91 p.

El presente documento es el resultado de la aplicación de la guía para facilitadores "Vida con Proyectos" en ocho experiencias piloto realizadas en el marco de un acuerdo entre el Programa Proimujer del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional y el PNUD a través del Proyecto Desarrolla. Esta permitió identificar logros y desafíos en la búsqueda de acciones para mejorar las condiciones de empleabilidad de las mujeres madres que viven bajo vulnerabilidad social.

Published in CONCILIAR